Thursday, December 07, 2006

KILLING END


El cine policial de Hong Kong no deja de fascinarme, en especial ese policial duro casi minimalista exceptuado de pirotecnia, en donde la fuerza y tensión que requiere cualquier pelicula que hable de policias y ladrones, esta fundamentada en las actuaciones y en guiones tan bien elaborados que el calor de la trama es el principal aliciente para embaucarse en visionar una cinta.

Al principio mis tendencias iban al cine de acción puro como directores como Tsui Hark, John Woo, entre otros, hasta que peliculas como Infernal Affairs te abren las posibilidades a un cine policial mas argumentalista y basado en la fuerza de los personajes.

Pero hoy, me he dado cuenta que esta nueva tendencia del cine policial de Hong Kong, no es de ahora sino ya tiene un referente desconocido para mi, en el pasado como lo es, Herman Yau.

Y es que me han bastado ver dos peliculas de este director para darme cuenta de su visión personal del cine policial, mas realista y acorde con las relaciones entre el bien y el mal, entre las triadas y las fuerzas del orden, es decir, esa delgada linea que los separa y que de alguna u otra manera, los afecta no solo en lo moral sino tambien en lo personal, muestras de esta preocupación del director he podido ver, tanto en esta cinta como la que hace poco comentabamos On the Edge.

En ambas peliculas, la premisa principal es tratar de ser distinto frente a un sistema corrupto lleno de cadenas de favores entre la mafia y la policia, sin embargo, en esta se le adiciona el presentar a un cuerpo de policia limitado, diezmado y maniatado a una mafia que puede asesinar impunemente a estos miembros de la ley. Dick (Andy Hui) es uno de ellos, un policia obsesionado con atrapar a un comercializador de extasis que sin embargo siempre sale airoso de todas las redadas toda vez que el principal compañero de Dick, vende información por dinero. Ante su frustación en una redada, Dick mata a este comercializador de drogas y es separado de la policia junto a su compañero.

En ese momento, desprotegido y deprimido, tendrá que tomar una decisión o dejarse llevar por el amor de una joven que convive con el o defenderse y preparar una venganza contra los que mataron a su compañero.

Siendo honestos, no se trata de un policial imprescindible, quizas porque en realidad muchas de sus situaciones son muy previsibles, pero estan hechas con correcta eficiencia y solidez en las actuaciones que hacen que se vea muy real y gris, muy al estilo del cine negro o el noir frances.

El agregarle el elemento romantico sin la debida calidez quimica entre los actores, un poco que desmerece a la cinta más aun, como adelantandose a los tiempos, se le agrega ese elemento "A moment to remember", que los que hayan visto esta pelicula coreana, comprenderan.

En sintesis, una pelicula correcta y bien dirigida como las dos que he visto de Herman Yau, de quien me dispongo ver su vena mas radical del cine categoria III del cual dicen es el verdadero maestro y que gracias a la gente de Allzine puedo conocer a este pionero del cine policial que hoy se viene haciendo con mas efectismo no solo en el cine hongkones sino que tambien se ha exportado a occidente de la mano de Scorsese.

Chowfanblog: 07/10

No comments:

Post a Comment