Tuesday, August 31, 2010

BLADES OF BLOOD

Corea del Sur, 2010

Dirigida por Lee Joon-ik

Excepcional pelicula epica llena de acción, rivalidades politicas, una amistad encomiable por la lucha en busca de la paz, un romance dividido entre el honor de dos hombres, en un swordplay magnifico que eleva el nivel del cine coreano, por lo ejemplar de la historia y por la bien lograda caracterización de los personajes que se representan.

Blades of Blood, es quizas la sorpresa del año, digamos que no esperaba otra cosa que mas de lo mismo y me encuentro con una cinta llena de emoción, acción, drama y unas actuaciones mas que sobresalientes que muestran que una historia bien lograda puede calar en el espectador como lo logro esta cinta con este servidor.

Un joven bastardo (Baek Seong-hyeon, el mismo de Maraton) de una noble familia coreana toma conocimiento que su padre ha sido asesinado acusado de traidor, lo que rompe una alianza nacional destinada a defender Corea de los Japoneses, esto sirve para que un general sumido en el poder (el genial actor, Cha Seung-won) trate de derrocar al gobierno de turno incitando a rebeldes y a asesinando a toda la familia real que se interpone en su camino incluyendo la del joven no reconocido por su familia. Un espadachin ciego, preocupado por el destino de su pueblo inicia la caza de este despiadado general (brillante actuación de Hwang Jeong-min) para ello toma como lazarillo a este joven sin sueños y sin esperanza en el arte de la espada para tratar de detener su camino hacia Seul para detentar el poder del reino y asi mismo, aplacar las ansias de venganza del joven aprendiz.

Lo excepcional de la cinta, es la magnifica actuación de Jeong-min en el papel del espadachin ciego, una soberbia interpretación dramatica, comica y de acción que lo pintan como un actor completo emulando a un simil de Zatoichi pero con un corazón enorme, asi mismo la interpretación de Seung-won en el papel del general ambicioso lo unico que hace es reafirmar sus dotes para el cine de acción y esa prestancia para ponerse al frente de la camara, ambos juntos con el personaje del joven son la triada perfecta para sacar adelante esta genial pelicula y unido a ello, la astuta y eficaz dirección de Lee Jon-ik, el director de la dramatica Sunny, hacen que Blades of Blood sea un autentico deleite visual y un festin para los amantes del genero.


Una pelicula que cumple tanto en el plano emocional, como en la acción, con una historia que atrapa desde el primer momento, unas actuaciones enormes en especial la del maestro ciego, una dirección pertinente en todo aspecto hacen de esta Blades of Blood una verdadera sorpresa para los que amamos el cine coreano y los que urgen por ver una cinta con mucha testorena y a la vez con una gran sensibilidad.

No se si la cinta toca un tema historico real, pero las transmutaciones politicas que cuenta la historia son muy logradas, todos los entretelones del poder, la crueldad de la revuelta social con un idealismo algo exacerbado pero no por si excento de razón, hacen que el enemigo que los protagonistas tratan de detener tenga una doble moral que lo separan del enemigo despiadado y lo comparemos con un hombre de honor de decisiones equivocadas por el bien de su pais, lo que hace que la cinta sea mas interesante.

En resumen, una pelicula imperdible llena de emociones y acción realmente excelentemente lograda, dura sin muchos artificios de cables o efectos especiales, una cinta que demuestra que el buen cine llega en cualquier genero y que mejor, con este tipo de historias que por lo menos a este servidor le cae como anillo al dedo.

Chowfanmometro: 10/10

1 comment:

  1. Grata sorpresa resulto esta pelicula. Esperando una de esas tipicas basuras llenas de tristes acrobacias y actuaciones de gente con cara de nada. Me sorprendi al ver una pelicula marcialmente correcta y entretenida, sin exceso de firuletes y con una historia que engancha.

    ReplyDelete