Thursday, January 14, 2010

FUDOH




CICLO DESCUBRIENDO A TAKASHI MIIKE


Japón, 1996



Dirigida por Takashi Miike





Con esta cinta inicio un ciclo que intentará conocer mas de uno de los directores mas brutales y feroces de la historia del cine moderno, el irreverente Takashi Miike, director japones que ha sabido con un sinnumero de peliculas ser considerado uno de los directores de culto mas conocidos del planeta, gracias a sus historias sordidas y oscuras de su primera etapa como de esta segunda, mas comercial y cercana a un publico que se rinde a sus pies pero que no conoce de sus anteriores trabajos muchos de ellos, como esta Fudoh, hecha sin grandes presupuestos pero con una libertades narrativas, esteticas y visuales que quizas hoy se extrañan en sobremedida.

En este Blog, hemos reseñado muchas peliculas de este genial director, pero intentaremos con este ciclo llenar el vacio critico particular de sentirse conocedor de toda su obra, para lo cual tengo que abrir la mente a mil, ponerme una camisa de fuerza y enlistarme a la locura cinematográfica que Miike representa para todos los que amamos el cine de este prolifico y a la vez incomprendido director Japones.

Fudoh, es una de sus primeras cintas que tuvieron difusión en salas de Japón, quizas debido a que esta basado en un manga ultraviolento de Hitoshi Tanimura, en el cual Riki (Shosuke Tanihara) es el menor de los hijos de un Yakuza y que ve como su padre cuando el era aun niño, para redimirse con un clan rival por unos asesinatos ordenados por su hijo mayor, decide cortarle la cabeza a su hermano, un hecho que lo marca por el resto de sus dias.

Ya joven y estudiante de un colegio, Riki es ahora un Yakuza muy poderoso que mezcla los estudios con el crimen uniendose con niños y jovenes para formar su banda, los que incluyen un par de niños que asesinan con armas de fuego de una manera muy peculiar, una hemafrodita que dispara dardos mortales con su vagina, una asesina a sangre fria, una profesora de otro clan yakuza y un gigante asesino de 16 años, con los que planeará su venganza no solo contra su padre sino contra todos los demás jefes que de alguna manera presionaron en el asesinato de su hermano, entre ellos el jefe del clan Nohma, un fetiche de este director, el duro Riki Takeuchi.

Estamos ante el Miike mas violento y desenfadado, con una libertad artistica impresionante y un presupuesto casi irrisorio, construye una pelicula que tiene toda la estructura de un manga, personajes fascinantes, escenas de acción extremas y llenas de gore que predicen su Ichi The Killer, un manejo del ritmo endiablado y unas ganas de hacer cine sin creerselo demasiado, un Miike divertido e irreverente, sucio y repulsivo, en una historia que me ha parecido fascinante por su concepción de los Yakuza, su rigidez y desenfreno ante la falsa lealtad.

Una peculiar historia de venganza con elementos del gore, acción, comedia y cine de Yakuzas, con mucho sexo, sangre, violencia, frikismo y delirio que solo puede imaginarse en la fabrica mental de un Takashi Miike menos comprometido con el star system japones, pero nunca dejando de lado esa visión perversa de hacer temblar a sus espectadores en cada escena.



Fudoh nos muestra una visión distinta al primer cine de Yakuzas que nos dio Miike, menos solemne, mas desenfadado y mas violento, evidentemente por la estetica del Manga de donde proviene la historia y que nos descubre a un director capaz de hacer proezas con poco dinero, escenas viscerales y violentas y contundentes dialogos como tomas de dureza sexual y de degradación familiar que marcan todo el cine posterior de Miike, digamos que Fudoh es el preambulo para su bastarda Ichi the Killer y para su fabula dantesca familiar Visitor Q.

Todas las excentricidades y excesos que solo un director como Miike pueden atribuirse sin ni siquiera removersele un poco la conciencia, estan en Fudoh, un director impulsivo, quizas aun desprolijo (la calidad tecnica de sus últimos trabajos denotan a un artista mas interesado en perfeccionar su obra calmando sus demonios) pero con una naturalidad para filmar la sordidez y el desenfreno que crea nostalgia a los que amamos su cine. Ese cine, austero y con olor a cine B pero que entra directo al cerebro y se queda en la memoria por siempre.

Una de las peliculas de este genial director que no ha sido puesta en el lugar que se merece, quizas una de las cintas que mas se parece a un Manga, como si la tinta del dibujo y las libertades que posee el manga japones se plasmaran en fotogramas que hacen que la cinta a pesar de su dureza visual y extrema, se entienda como un juego, una diversión, una sana locura de un director que hoy, esta mas cuerdo que nunca. Se le extraña al loco. Imperdible.

Chowfanmometro: 08/10

No comments:

Post a Comment