Wednesday, February 01, 2012

IN THE MOOD FOR LOVE

Hong Kong,  2000

Dirigida por Kar Wai Wong

Un clásico de proporciones y que no pude nunca llegar a ella, por diferentes circunstancias, pero que esta vez me pude tomar el tiempo de disfrutarla, de vivir sus emociones, de enamorarme de su música, de aplaudir ese lenguaje escondido en una película que se denota dificil de digerir por los juegos metalinguisticos de un director inspirado y con unas actuaciones que se quedan grabadas en la memoria.

Deseando Amar (titulo en español) es una cinta que seduce en su primer fotograma, con diálogos excepcionales entre sus dos protagonistas y antagonistas, interpretados magistralmente por dos actores que saben impregnar ese romanticismo escondido, esa pasión negada y ese dolor por el desamor que se traduce en un amor prohibido y ajeno de contacto físico, como son Maggie Cheung y Tony Leung Chiu Wai.

Wong Kar Wai, nos pone en aprietos mentales cuando tratamos de encontrar sentido a esos encuentros en el pasillo donde transcurre la historia, cada uno de sus actores interpreta un doble papel de esposo dolido y de esposo amante, haciéndonos caer en un juego actoral dificil de entender pero que cuando se le pone la pausa a la historia, entenderlo resulta una experiencia cinematografíca gratificante.

Dos parejas de esposos que deciden mudarse por azares del destino al mismo solar, se entrecruzan en dos relaciones marcadas, dos de ellos son amantes y dos de ellos son victimas de sus mentiras que descubren la infidelidad de sus respectivas parejas, lo interesante del juego, es que nunca se presupone la presencia de los amantes y sus papeles, son interpretadas por las mismas victimas, haciéndonos entrar en un juego lúdico y sensorial que no da respiro, unido a ello, una dirección magnifica que juega con la musica de una forma maravillosa, boleros en español, canciones chinas y una parte instrumental que conmueve, le dan ritmo a una historia que deslumbra, por su elegancia, sensibilidad y el placer y dolor unidos por dos personas que no pueden amarse a pesar de saberse defraudadas por sus conyuges. 


Una cinta que muestra la belleza de una historia de desamor, el encuentro de dos parejas, o dos almas en un universo asfixiante, una película que ya linda con el rotulo de culto y que puso en la estratosfera fílmica a su director en el 2000, una joya del cine mundial que no pasa desapercibida por los amantes del buen cine y que como este servidor, le emociono todo su metraje hasta el punto de encargarme a mi mismo, un segundo visionado.

Años pasaron para verla y hora y media para disfrutarla en sobremedida, una pelicula dificil de por si pero gratificante para entender la visión de un director que sabe prestar elegancia, suntuosidad y belleza a sus escenas y que sabe sacar provecho de sus actores en roles que se perciben complicados y los lleva por caminos interesantes para conocer el desamor, el amor prohibido, la infidelidad y el romance de una manera que solo puede saber diagramar un artesano como Wong Kar Wai.

Un clasico de aquellos, en donde todo es seducción para los ojos, una historia minimalista pero con un sobresentido del buen gusto, inteligencia en una historia de amor y desamor que no pasa desapercibida para cualquiera. Bella y emocionalmente gratificante.

Chowfanmometro: 09/10

3 comments:

  1. Esta película es una de mis favoritas. Disfrutas con la trama, la ambientación, la fotografía, el vestuario, etc...

    ReplyDelete
  2. Anonymous8:27 PM

    Chowfan el cine asiatico esta en crisis, si hasta ahora tenes tiempo para ver las pelis de Wong Kar Wai.

    ReplyDelete
  3. esta es una linda historia. misteriosa. cautivante. emotiva. no es para verla una sola vez porque quedan cabos sueltos.
    la fotografía, los fideos... cuanta belleza filmada. quizás en lo poquito que falla es algunas cositas del argumento, pero hilando fino.
    un saludo

    ReplyDelete