Monday, January 19, 2009

WHERE A GOOD MAN GOES

Hong Kong, 1999



Dirigida por Jhonny To

Siempre es un placer volver a Jhonny To, cada vez que uno retrocede o se actualiza en su filmografia, va encontrando claves de su mente prodigiosa al momento de narrar una historia o de enfocar un plano, siempre sus historias de la mano de su guionista fetiche Wai Kai Fai contienen ese sentimentalismo escondido que se esboza siempre como violencia casi siempre surgida del mundo de las triadas y que en esta cinta se plasma de una manera ejemplar.

Aqui, tenemos al personaje de Michael (Lau Ching Wan) un hombre duro producto de su vida en las triadas que sale de la carcel y se ve envuelto en un incidente, tan trivial como inteligente, con un taxista, en donde su mal genio y furia incontenible hace que termine apaleando a un grupo de taxistas y que, lo lleve a refugiarse en un motel de Macao.

En este Motel este hombre, encontrará en el personaje de Judy (Ruby Wong) una manera de calmar sus demonios, en donde ella a pesar de los maltratos del gangster, le brinda hospitalidad, atención y hasta cariño, encontrando en ella y su hijo, el hogar que nunca tuvo y que siempre anhelo, sin embargo, su afan por recuperar su dinero hipotecado y robado por sus amigos y esposa, hacen que tenga, aunque sea por ultima vez, seguir el camino de las triadas y ser perseguido por un corrupto policia (Suet Lam) que busca como sea regresarlo a la carcel.

Interesante interpretación de Ching Wan que construye un personaje sumido entre lo duro y implacable y emocionalmente carente de afecto y que, en el climax de la cinta, logra explotar como un ser humano normal haciendo de su personaje lo actoralmente realista que la cinta necesitaba. Se que estamos ante una cinta menor de Jhonny To, pero no por ello correcta, estamos ante un drama que habla de segundas oportunidades y posibilidades de cambio tras una vida azaroza en el mundo del crimen.



Where a good man goes, es una cinta que estructuralmente es un drama que evoca a esos antiheroes tan comunes en la cinematografia del genial maestro, un perdedor que se cree dueño del mundo y que, tras bregar contra la corriente, se encuentra asi mismo en la busqueda de paz, del amor y de un hogar que siempre le fue esquivo y que, al llegar a este pequeño, sucio y alicaido motel en Macao su vida da un giro de 360 grados, transformando no solo su vida sino la vida de la dueña del motel y la de su hijo.

En resumen, un ejercicio de estilo, un drama clasico con tintes de cine de triadas, violencia que se refleja en sentimientos, dureza frente a vulnerabilidad, en una pelicula que refleja la esencia del mundo del tandem To-Kai Fai, historias donde nadie las ve, son llevadas a la pantalla de una forma mas que convencional, creando ese universo que solo, uno de los directores mas importantes del mundo, nos puede dar. Interesante.

Chowfanmometro: 7.5/10

2 comments:

  1. peli que tengo pendiente, vaya la verdad es que sí, tienes razón, ver a Jonie To es un placer.

    la veré cuando pueda, con la notaza que el pones... por cierto, acabo de lanzar una peli de triadas en allzine: my name is nobody, aún no la vi, pero tiene muy buena pinta

    saludos

    ReplyDelete
  2. Me encanta Johnnie To, tanto por sus obras más alabadas the mission o exiled, como por otras consideradas menores como puedan resultar Throw Down o la reciente Sparrow

    ReplyDelete