Friday, March 05, 2010

TAKE OFF






Corea del Sur, 2009

Dirigida por Yong-hwa Kim

Despues del magnifico trabajo en la comedia 200 pounds Beauty , nos llega una de las peliculas mas importantes del 2o09 en Corea, con un tema que se ha tomado mucho ultimamente, la formación de equipos deportivos en ese país, así tuvimos a la hace poco vista Lifiting King Kong con el levantamiento de pesas y el año pasado con el balonmano con la cinta Forever The Moment.

Entonces que tiene esta cinta de diferencia con las demás, que es lo que la hecho incluso a ser nominada a mejor pelicula coreana del 2009 en su país, pues tiene mucha vocación deportiva, varias historias dramaticas de superación, mucho humor, personajes carismaticos y desadaptados que buscan un sueño y un argumento tipico de este tipo de historias.

Pues lo que tiene de diferente, es la persona que esta tras la camara el señor Yong-hwa Kim, una persona que en tres peliculas ha sabido encontrar el gusto del cine comercial que aman los coreanos (y evidentemente nosotros) sus peliculas son emocionantes, muy graciosas, enternecedoras e incluso simples pero tienen esa magia en sus historias (incluso el las escribe) que a pesar de saber que estamos ante una propuesta nada original, su cine inspira y es alli donde en lo repetitivo, el ha encontrado una formula que sin ser innovador, su toque personal para contar las mismas lo hacen insuperable.

Corea del Sur quiere ser candidata para los juegos olimpicos de invierno del 1998 y para ello, debe contar con la disciplina de Ski Jump en su equipo olimpico, para ello contratan a un perdedor como entrenador que tiene que hacer magia para encontrar a cinco saltadores que integren el equipo. La llegada de un saltador americano (Jung-woo Ha) pero de origen coreano a Seul buscando a su madre biologica al haber sido adoptado por estadounidenses, sirve para tener un capitan y captar a cuatro jovenes: un ex drogadicto, un rebelde y su hermano con deficiencia mental y un chico que es abusado por su padre para que logren una hazaña de proporciones.

Lo genial de la cinta es el ritmo en que se nos presenta, nunca da un respiro siempre te sorprende en los momentos exactos, una carcajada, una emoción, una lagrima en los momentos justos, una pelicula que a pesar de ser previsible es una muestra del cine emotivo, simple y que nos muestra lo maravilloso del sacrificio humano en busca del exito.



Inspiradora, emotiva, graciosa, enternecedora, dramatica y simple son las palabras justas para graficar lo que se siente al ver esta hermosa cinta que demuestra la salud del cine coreano, en un año que nos ha traido buenas peliculas, en donde las formulas se repiten pero con una originalidad y sentimiento que no dejan dudas que estamos ante el mejor cine comercial del planeta.

Una bella pieza de emotividad, nacionalismo y dedicación, un ejemplo del cine simple donde la estrella es la historia y donde las actuaciones se sobreponen sobre cualquier recurso tecnico (que la pelicula los tiene, eso que no quede duda, pero estan al servicio de la historia) y que nos demuestra que el cine llega al alma cuando se nos narra situaciones tan bellas como la de esta cinta.

Una pelicula fantastica que, a pesar de no ser nada del otro mundo en cuanto a lo argumental, nos deja ese sabor a vida, en donde reir, llorar y emocionarse esta intimamente ligado a cada fotograma de esta formidable cinta. Muy recomendable para los que aun creen que el cine coreano esta muriendo. Entretenimiento puro y sencillo pero hecho con el corazón de un cineasta que promete.

Chowfanmometro: 10/10

2 comments:

  1. Wow 10 de 10...
    esta peli me la han recomendado un resto pero la verdad no me llama la atención... deberé de animarme a verla pero no me gustan las pelis deportivas...

    bueno, cuando encuentre tiempo la busco...

    ReplyDelete
  2. A mi me gusto mucho...una bonita pelicula deportiva.

    ReplyDelete