Sunday, March 17, 2019

THE WITNESS


Corea del Sur, 2018

Dirigida por Kyu-Jang Cho

Hasta donde estas dispuesto a sacrificar tu propia vida por la de un extraño, hasta donde podemos ser indiferentes si somos testigos de un hecho criminal, es más valiosa tu propia vida que salvar la de un tercero, hasta donde estas dispuesto a involucrarte, son las preguntas que fluyen después de ver este inteligente y escalofriante thriller coreano.

Con un estilo que apela a la escuela de Hitchcook  y que mezcla el suspenso, el thriller y un tinte genial de critica social, se nos presenta The Witness en donde un hombre comun y corriente que acaba de comprar un departamento en una zona residencial luego de haber bebido con sus compañeros de trabajo, llega a su casa y desde su balcón presencia el asesinato de una joven  tomando el tiempo suficiente para reconocer al asesino. 

Sin embargo; el vecino se enfrentará a una disyuntiva si denunciar el hecho y ponerse en la mira del asesino o guardar silencio como lo han pactado todos los vecinos de su comunidad frente a este hecho criminal, esto es filmado con una tensión y un sentimiento de asfixia y preocupación que se involucra en todo el metraje de este impresionante thriller que no da respiro y que para mi es uno de los mejores del año que paso.

Una puesta en escena impresionante, una actuación soberbia de Sung-min Lee como un hombre normal, padre de familia que sin querer se ve en una situación atipica y violenta pero en su decisión primar varios factores como su familia, la hipoteca recién adquirida, su vida y la de los que quieren y esa sensación de mejor no meterse donde uno puede salir perjudicado, mientras a la par la policia y el propio asesino van marcando la pauta para poner a nuestro personaje en situaciones limite y de gran tensión para el beneplacito de los que disfrutamos esta inquietante historia.



Un ejercicio de estilo sobrio e impactante, lleno de vueltas de tuerca de tensión y sosobra, en el cual nos ponemos en la piel de este hombre común que por decisiones propias va viendo como su estandar se desmorona frente a sus principios morales, enfrentandose a un asesino despiadado e inhumano, donde no se expresan sus motivaciones ni sentimientos solo que es un monstruo despiadado y cruel.

A lo unico que debo achacarle a la cinta es su final, en donde hay elementos externos que sacan de contexto lo imprevisible y emocionante de la historia y te dejan con esa sensación que la pelicula pudo ser perfecta en todos sus sentidos pero que igual no deja de ser un ejercicio de suspenso implacable y monumental.

Para los amantes de los thrillers coreanos, se les deja de tarea ver esta cinta de suspenso impresionante que no da lapso para perderse un minuto de ella, que asfixia y cuestiona el comportamiento humano en situaciones extremas, una gran pelicula que deja muchas aristas posteriores a su visionado. Una joyita del cine coreano actual.

Chowfanmometro: 09/10

1 comment: