Sunday, November 22, 2009

THIRST





Corea, 2009


Dirigida por Chan-wook Park



Por fin en manos de este servidor, una de las peliculas mas esperadas del año para los que nutrimos de cine asiatico, la ultima obra de uno de los directores mas importantes del mundo, el genial Park Chan-wook, quien esta vez nos muestra su peculiar visión del vampirismo, un tema constantemente tratado en el cine y que de la mano de este artesano de por si, ya suena interesante.

Chan-wook para ello, intenta salirse de los convencionalismos del genero y trata de crear una historia mas humana y cruda del vampirismo, para ello se ocupa de crear la tensión y los personajes necesarios para que su propuesta sea creible y de hecho, bien que lo hace, porque argumentalmente Thirst nos presenta a un sacerdote (excepcional Kang-ho Song) demasiado entregado a ayudar a los demás al extremo de ofrecerse como voluntario para innocularse un extraño virus el cual le produce la muerte, sin embargo una transfusión de sangre, lo regresa a la vida. Desde alli, su vida cambiara completamente, muchos lo creen un santo capaz de curar a los enfermos luego de su regreso, pero el sufrira una transformación que lo hara comprender que ya no es humano, perdiendo la fe en dios al convertirse en un monstruo incitado a pecar por satisfacer su sed.

Pero su lujuria y desenfreno se acrecienta cuando se reencuentra con una joven (Ok-vin Kim) que la conocio cuando no era sacerdote y con ella empieza a descubrir la pasión y su sexualidad, rompiendo los tabues de su fe cristiana empieza a tener relaciones con ella, casada y maltratada por un esposo algo tonto pero a la vez asfixiante al que el ayudo a curarse de un cancer. Su amor por ella lo lleva a confesar su condición de vampiro y a arrastrarla a esta joven a un camino de desenfreno y sangre que lo hara cuestionarse si el camino que ha seguido es el que el quizo para su vida.

Thirst es una historia de vampiros que estan en una elipsis entre su deformidad y que no pierden esa humanidad hasta que son consumidos por su sed, el es un vampiro atipico que reniega de su condición pero que sabe que debe sobrevivir bebiendo sangre pero sin hacerle daño al projimo a diferencia de ella, una insaciable y maldita que acepta su monstruosidad y poder cosechando maldad y enfermizo gusto por asesinar a sus victimas, lo que se pondrá en contrapeso al momento que el cura vampiro tenga que cuestionarse su existencia y todos los actos que en su pasado el decidio combatir desde su fe.



Park Chan Wook rompe con los estereotipos en plena epoca que el cine de vampiros esta de moda y que los coloca como seres perfectos y demasiado cool (digamos Crepusculo o True Blood como ejemplos) y los desmistifica, los hace humanos, pecadores por naturaleza pero con esa amoralidad que los carcome que los hace sentirse monstruos y ajenos a este mundo. Thirst es un drama erotico con mucha hemoglobina que luego se convierte en un thriller efectivo y directo que no tiene el ritmo vertiginoso de las cintas anteriores de este director pero tiene una madurez argumental y visual que la hacen una cinta imponente.

Los que amamos el cine de Park Chan Wook, tenemos en nuestra mente que cada cinta que produzca o dirija va a seguir toda esa parafernalia de Oldboy que lo puso en un estandarte altisimo, sin embargo, este director siempre se encuentra explorando la mente humana desde diversos generos, esta vez sin incursionar en el terror directamente (pero que tampoco se libera de ello ya que algunas escenas son muy gore) nos toca la humanidad del vampiro y que mejor que a través de la figura de un sacerdote, un ser que esta ajeno a impurezas y que esa sangre que lo salva de la muerte lo lleva a matar no solo su alma sino su fe y ganas de vivir debido a todos los crimenes que de alguna manera va cometiendo en la medida que se va transformando en un monstruo sediento.

Thirst es una pelicula redonda a pesar que no es contundente como sus anteriores trabajos y mucho de ello se lo debe al excelente trabajo de ese monstruo de la actuación como es Kang-ho Song, su personificación de una capsula que alberga el bien y que a poco se consume por su sed de sexo, venganza, muerte y sangre, aqui el enemigo del cura es uno mismo, su hambre y deseos de supervivencia lo convierte en un ser que el ha decidido atacar a través de la fe, se transforma en un demonio y no por decisión propia, sino por designios de Dios, lo que hace que sus creencias se caigan como castillos de naipes, destrozando su moralidad y obligandolo a ser lo que no quiere ser, un ser maligno.

En resumen, Thirst no es una pelicula de vampiros clasica, es una revisión mas humana y convencional de un mito, de una leyenda pero esforzandose en presentar a sus victimas como seres humanos que tienen que luchar contra su lado bueno y su lado malo y en eso, de restregarnos en la cara las miserias humanas Park Chan Wook, es un genio, que ha construido una cinta que viendose desde su real dimensión es una pelicula demoledora. Excelente.

Chowfanmometro: 08/10

No comments:

Post a Comment