Sunday, November 08, 2009

TURNING POINT (Aka Laughing gor)



Hong Kong, 2009

Dirigida por Herman Yau


Uno de los directores mas prolificos, irregulares e interesantes del cine hongkones nos trae su ultima cinta, una incursión otra vez en el policial, un genero que anda visitando constantemente al igual que su cine categoria III y que fue un exito de taquilla en su pais natal debido quizas a que esta basada en un exito televisivo.

Para un director acostumbrado los ultimos 3 años a regalarnos tres proyectos por año, sus ultimas cintas han sido entre buenas y regulares pero nunca dejan de ser interesantes por su capacidad de contar historias con personajes muy contrariados moral y psicologicamente así como su destreza para el manejo de los actores, como Anthony Wong Chau-Sang al que nuevamente le saca el maximo de provecho.

Michael Tse protagonista del mismo personaje en la serie de TV, interpreta a un joven que descubre en el personaje de Anthony Wong, un ex policia infiltrado que luego de regresar de las triadas es relegado por sus compañeros de la fuerza, y decide renunciar para volver a su vida en la mafia, la oportunidad de tener una vida distinta desde la elección de unirse a las triadas. Allí, en ese mundo su jefe le pide que ingrese a la policia como infiltrado siendo en ese estado que también es escogido por sus superiores como infiltrado en la mafia, por lo que resulta ser un doblemente infiltrado.

Se que suena complicado, pero además se enamora de la hermana de un triada rival protagonizado por el excelente y feroz Francis Ng quien lo perseguira a muerte, una vez que la policia lo capture en una redada, por lo que pensando que lo va a traicionar, utilizando esto como pretexto por meterse con su hermana, le pone precio a la cabeza de éste y es perseguido no solo por triadas sino tambien por policias, a pesar que infiltradamente pertenece a los dos bandos.

Si bien el argumento es relativamente original dentro de todo lo que hemos visto del ya hoy trillado tema de las infiltraciones en el cine Hongkones, no se aprovecha la historia para desarrollar una cinta mas adrenalitica volviendose todo muy superficial luego de su segunda mitad, a pesar que las actuaciones son entre comodas y brillantes la pelicula no llega a llenar los ojos del que escribe debido a un enrevesado esquema argumental a través de flashbacks donde se denotan muchos errores de edición y por un pausado ritmo que decae en su segunda parte.



Con actuaciones decentes de Nicholas Tse y memorables como las de Anthony Wong (siempre con Herman Yau esta impecable) se mueve el debutante en el cine, Tse, quien construye un personaje amoralmente disfuncional que es un comodin entre el bien y el mal que tiene cierto carisma pero sus sentimientos sobre lo que le ocurre no son demasiado creibles tan solo dedicandose a profundizar en el lado de la acción quedando limitada su carga dramatica.

Una cinta de infiltrados, de policias corruptos y truhanes con el poder de la ley, una cinta que tiene un ritmo excelente durante su primera mitad y que en su segunda, se trastoca del tema principal y se habla de una historia romantica con traición en donde los papeles se trastocan y los que parecian enemigos ahora son amigos y viceversa.

En resumen, una cinta semi fallida, a pesar de una media hora brillante de narrativa y manejo de la acción se vuelve una insufrible cinta romantica con algo de adrenalina pero que en manos de la pareja protagonica la historia se hace poco creible por su inexpresividad y poca experiencia. Sin embargo, estamos ante una cinta correcta que a pesar de pasar de la media creo que merecia para mas

Chowfanmometro: 6.5/10

No comments:

Post a Comment